MIEDOS A LA HORA DE VIAJAR SOLA


Quiero dar un poquito de luz a tus miedos...

Si lo piensas, todo lo que te frena para que no te lances a viajar sola, son miedos; miedo a lo desconocido, a estar sola e indefensa, miedo a coger un avión, a quedarte sin dinero, miedo al qué dirán... ¿me equivoco?

La única manera de superar nuestros miedos, en cualquier ámbito de nuestra vida, es enfrentándonos a ellos para así poder trascenderlos (¿sabías eso?). Es decir, justamente cuando algo te da miedo, es una señal de que tienes que seguir por ese camino para poder superarlo. Pero generalmente, cuando algo nos da miedo, hacemos justamente lo contrario. Y nos paraliza.


"Aprendí que la valentía no es la ausencia del miedo, sino el triunfo sobre éste. El valiente no es quien no siente miedo, sino el que conquista dicho miedo."


SOBRE EL MIEDO A VIAJAR SOLA

El mayor miedo que aparece a la hora de viajar sola es el sentimiento de estar indefensa ante cualquier situación de peligro que se pueda dar durante el viaje. Pero déjame decirte algo; ese miedo lo creas tú misma, ¡está en tu mente! En cualquier ciudad en la que estés existe el riesgo de que te pase algo, inclusive en tu propia ciudad.

La única forma de estar completamente segura es quedándote en casa sin salir. ¡y ni siquiera eso! ¿Sabias que el lugar dónde ocurren más accidentes es en casa? Para ser exactos, un 25,40 % ¡Así que ya puedes salir a la calle!

Empieza a viajar tu sola, poquito a poquito. Prepara una salida a otra ciudad, a la montaña, a la playa, al destino que más te guste, ¡dónde tú quieras!. Descubre nuevos lugares, explora, aprende, y descubrirás que el mundo es un lugar seguro siempre y cuando te muevas con precaución, evites riesgos innecesarios y utilices tu sexto sentido.

El mundo es mejor lugar de lo que nos hacen creer en los medios de comunicación. Te puedo asegurar, que si necesitaras ayuda, siempre habrá alguien dispuesto a echarte una mano.

Una vez que lo compruebes por ti misma, descubrirás que todos los miedos que tenías, fueron creados únicamente por tu mente.

Viajar sola es un regalo.

Es el mejor modo de perderte y encontrarte contigo misma. Tómatelo como un reto personal, no te conozco, pero sé que eres capaz.

¿Lo sabes tú?


PD: no soy psicóloga, pero intentaré darte luz a todos tus miedos desde mi experiencia. Si en cualquier momento crees que lo necesitas, no dudes en contactar con un profesional.


MIEDO A LO DESCONOCIDO

Ahora mismo te encuentras en tu zona de confort y eso es lo que te hace sentir segura. Lo que crea esa sensación de seguridad es conocer tu ciudad. Pero en tu ciudad también te pueden pasar cosas, no es un sitio seguro al 100%, ¿A qué no?.

No tengas miedo a lo desconocido. Míralo como una oportunidad para poder conocer otras culturas, gente nueva y otras formas de pensar que podrán enriquecerte y hacerte mejor persona. 

¿Qué puedes hacer ante este miedo?

Cuanta más información puedas recopilar antes de tu viaje, mejor.  Viajar informada es viajar con más seguridad. Puedes buscar en internet sobre la cultura, costumbres, alimentación, vacunas, horarios, clima, teléfonos de emergencia e idioma sobre el destino que vayas a visitar. 

También puedes encontrar información en guías de viaje. Existen muchas editoriales, yo te recomiendo Lonely Platet, que son las guías de referencia para viajeros independientes. En ellas tienes todos los destinos, fotos, mapas y toda la información práctica para preparar tu viaje. ¡Tienen hasta una app!

O simplemente puedes "Glooglear" tu destino y tendrás toda la información que necesites en un click.


MIEDO AL QUE DIRÁN 

¿Estás loca? ¿Y si te pasa algo? ¿No tienes amigos? 

¿Te suenan éstas frases?

No te dejes intimidar por lo que te digan los demás. Ten en cuenta que son los miedos de otras personas, y no los tuyos. Ellos no serían capaces de viajar solos y de emprender esa aventura por su cuenta, por eso, proyectan en ti ese miedo creyendo que tu tampoco serías capaz.

Pero se equivocan.

Ese será tu mejor impulso, porque ahora vas, y lo haces :)



MIEDO A VOLAR

* El miedo a volar se denomina aerofobia y es más común de lo que piensas. Yo solo puedo darte algunos consejos basados en mi experiencia, pero no dudes en contactar a un profesional si así lo crees conveniente.

Si tienes miedo a volar, tienes miedo a volar si viajas sola o si viajas acompañada. Tu miedo está ahí. Es un miedo irracional que te está frenando y te está privando de conocer otros lugares maravillosos.

Superar este miedo es posible. Piensa que, como todos los miedos, requiere que lo reconozcas, que identifiques sus causas y que, sobre todo, seas paciente contigo misma. 

Algo tan simple como saber funcionamiento de un avión, puede ayudarte a vencer el miedo y superarlo. Puedes buscar centenares de videos en YouTube, en los cuales te explican cómo funcionan los aviones (algo que nos cuesta mucho entender, por lo menos a mí). También podrás encontrar páginas web en las que te lo explican. En la web volando sin miedo, podrás acceder a una gran camtidad de información y contenido gratuito. Para que te hagas una idea, ¡incluye hasta el sonido del motor en el momento del despegue!.

Cuando recopiles toda la información que te sea posible verás que el avión es el medio de transporte más seguro del mundo, con menos victimas y menos accidentes mortales.  

¿Qué hacer durante el vuelo?

  • Una forma de reducir la ansiedad es buscar diferentes distracciones durante el vuelo. 
  • Piensa que vas en un autobús e intenta no sentarte en ventanilla.
  • Algo que a mi me funciona cuando hay turbulencias, es pensar que un avión podría atravesar un tornado sin ningún tipo de riesgo. 
  • También puedes preparar una lista de reproducción con música positiva o relajante que te haga sentir bien. 
  • Si te gusta leer, es una buena forma de desconectar durante el vuelo. 
  • Dormir es otra buena opción aunque sé que a veces resulta complicado conciliar el sueño y poder desconectar, por eso es conveniente que lleves contigo tapones para los oídos, y si quieres, un antifaz.

Creo que también es importante señalar que el miedo a volar no se supera con alcohol, medicamentos u otras sustancias.


MIEDO A NO TENER DINERO

Este miedo, como todos los otros, es un miedo irracional. El temor a perder todo el dinero, a que nos roben, o a que no seamos capaces de gestionarlo y finalmente se nos acabe, lo creamos nosotras.

Pero, ¿y si te dijera que el dinero no es capaz de darte ni quitarte tranquilidad, y que son tus pensamientos y creencias al respecto, los únicos que te pueden tranquilizar?

Ponte en la peor de las situaciones. Te vas de viaje, pierdes el dinero. Siempre habrá una solución. Un ángel que te ofrezca un plato de comida o alguien que te deje el teléfono para poder llamar a casa. Te lo puedo garantizar.


LA BARRERA DEL IDIOMA

Saber otro idioma y que te entiendan, sería la leche. Eso te daría la tranquilidad; saber que puedes comunicarte con cualquier persona y ante cualquier tipo de situación y que además, vas a conseguir tu objetivo.

Pero no siempre es posible, y más si viajas a otros países en los que desconoces el idioma.

Lo primero que tienes que hacer si no sabes el idioma, es confiar en ti misma y en tu capacidad de comunicación. No pienses que no te puedes comunicar sin mediar una palabra, el lenguaje no verbal es internacional; una sonrisa significa lo mismo aquí que en la otra parte del mundo. Además, el lenguaje corporal dice mucho más de lo que piensas, y cuando no te comunicas mediante palabras, aparece una comunicación de alma a alma. Pero no descubrirás esa sensación mágica hasta que no te comuniques de ésta forma. 

Tómatelo como un juego. Ríete de ti misma si te equivocas o si no te entienden, no pasa nada. ¡Pero nunca dejes de intentarlo!.

Aún con todo, hoy en día somos unas afortunadas y disponemos de varias herramientas para poder hacernos entender si la cosa se complica:

• Un diccionario visual te ayudará a comunicarte mediante imágenes. Tienes varios en el mercado. Puede ser en formato digital mediante una app o en formato papel.

• Con Google Translate podrás traducir al instante más de 130 lenguas. Es una de las herramientas más socorridas de internet. ¡Además funciona sin conexión! 

• Viaja con un mapa. La comunicación se vuelve mucho más fácil si quieres llegar a un lugar concreto. Puedes señalar en el mapa tu destino y te harás entender fácilmente. Además, será un seguro si en algún momento te quedas sin tecnologías. 

• O igual es el momento y la excusa perfecta para que empieces ese curso de inglés que llevas posponiendo tanto tiempo. Si todavía no te has decidido es el momento idóneo para empezar. 

La libertad está al otro lado del miedo


¡Que viajar sola no sea una excusa para dejar de viajar!


¿Vas a empezar tu viaje y tienes algún otro miedo que no he mencionado? 

¿Crees que falta alguno más? 

No dudes en comentar.