VIAJAR SOLA A CÓRDOBA


Para mí, Córdoba siempre será la ciudad dónde se aplica el dicho "A quien madruga Dios le ayuda". Y es que si quieres visitar la Mezquita de Córdoba GRATIS, es lo que tienes que hacer, madrugar. De 8:00 a 9:00 la visita es gratuita.

Puedes comprar las entradas online o directamente en la Mezquita. Sin visita guiada el precio será de 10€.

Si vas a pasar el finde semana, te recomiendo que sea lo primero que hagas el Sábado por la mañana.

cantstopmoving ©
cantstopmoving ©


EL ALCÁZAR DE LOS REYES CRISTIANOS

Otro must que hay que visitar es el Alcázar de los Reyes Cristianos. Este edificio fue construido como residencia de los califas cordobeses, posteriormente fue residencia real cristiana, después sede del Tribunal del Santo Oficio, más tarde cárcel civil y por último cárcel militar.

Si madrugas y tienes tanta suerte como la que yo tuve, te puedes encontrar al mismo taquillero que te diga; "Hoy es gratis para tí, por ser la primera. A quien madruga Dios le ayuda" y disfrutar del Alcazar para tí solita. Si no, la entrada son 4'50€.

cantstopmoving ©
cantstopmoving ©


BARRIO DE LA JUDERÍA

Perderse por las calles estrechas, empedradas, por donde reina el silencio y la luz, es una de las maravillas de la ciudad. En sus fachadas cuelgan coloridas macetas de flores que nos recuerda a otros tiempos. En éste barrio convivieron en el medievo judíos, cristianos y musulmanes.

El edificio de El Zoco fue el primer mercado de artesanía de España. Actualmente, es utilizado por los artesanos cordobeses que hoy en día te permiten observarles mientras trabajan en el cuero o la cerámica.

cantstopmoving ©
cantstopmoving ©

MEDINA AZAHARA 

Si quieres salirte de lo convencional, te recomiendo visitar Medina Azahara o Madinat al-Zahra. La historia de Medina Azahara comienza con Abderraman III y su decisión de construir una ciudad a las afueras de Córdoba, entre los años 936 y 976.

Cuenta la leyenda que el califato mandó construir la ciudad en honor a su amada, Azahara, esclava que conoció en Granada y de la cual se enamoró.

Para ello contrató a los mejores arquitectos y artesanos, compró los materiales más preciados, maderas, mármoles, azulejos; mandó construir hermosos jardines con flores y plantas traídas desde todos los rincones del mundo. Pero nada de ello parecía impresionar a su amada.

El Califa le preguntó a qué se debía su tristeza y la joven le explicó que echaba de menos la nieve. Entonces, Abderraman III mandó talar un bosque situado frente a la ciudad de Medina y lo replantó de almendros que, cada primavera, cuando los almendros abrían su flor blanca, evocaban la nieve de las montañas de Sierra Nevada.

Para visitar el conjunto arqueológico hay líneas de autobús que salen de Córdoba a Medina Azahara.

cantstopmoving ©
cantstopmoving ©



DÓNDE ALOJARSE

Te recomiendo El antiguo convento.

Está situado en el centro de Córdoba. Éste edificio formó parte del Convento Santa Clara y conserva todo su encanto. Desde suelos de piedra hidráulica, que me encantan, hasta libros antiguos. Además, tiene un patio tradicional cordobés muy acogedor, dónde podrás desayunar a las mil maravillas. 

Perfecto para una viajera independiente ;)