VIAJAR SOLA A IRAK


 ¿Estás planeando hacer un viaje sola  ¿Te gustaría viajar a un destino único e inusual? Sigue leyendo, porque el país que te propone Paula, de @howimettravel, es como ningún otro lugar que hayas estado antes, y lo más probable es que no se te haya pasado por la cabeza visitarlo tú sola (¡o ni siquiera en compañía!).

 Un país demonizado por los medios de comunicación occidentales durante los últimos años e incluido en el famoso "eje del mal". Esta es la expresión que en el 2002 utilizó George Bush, expresidente de los Estados Unidos, para referirse a los regímenes que representan un gran peligro mundial por su supuesto apoyo al terrorismo. 

 Recuerdo que hace un par de años estaba viendo las noticias en mi muro del Facebook cuando apareció la foto de un desfiladero, uno de los más espectaculares que había visto jamás, tanto en persona como en fotos. Indagando en la localización de la foto, quedé sin palabras cuando descubrí dónde se encontraba. Me habían hecho creer que ese país era polvo, arena y que, sobre todas las cosas, era muy peligroso. Desde ese momento, ese lugar quedó guardado en la cajita de mi mente que dice "lugares insólitos a los que ir SÍ o SÍ".

 En noviembre de 2018, estaba planeando un viaje para febrero por Turquía, cuando, de repente, la cajita mencionada anteriormente se abrió. Busqué combinaciones de vuelos para llegar desde Londres y billetes de avión que no fueran excesivamente caros y ¡tachán! en solo tres meses estaba en un avión con dirección a ¡Irak!.

 Lo que no oímos en los medios ni lo que, normalmente, leemos en foros o blogs de viajes es sobre el Kurdistán iraquí, la región autónoma en el norte de Irak. Es la región más estable, desarrollada y segura del país, el último atentado tuvo lugar en el año 2014 (de hecho, ciudades europeas como París o Londres han tenido más atentados en los últimos cuatro años). El resto de Irak puede ser todavía algo inseguro para el turismo regular, pero aquí en el norte, los kurdos solon quieren mostrar que la región es mucho más segura que en los últimos años. Como dato curioso, Erbil, la capital, tiene una de las tasas de crimen más bajas del mundo.


 A continuación, encontrarás información general sobre Kurdistán y los mejores lugares para visitar tú sola. 

 Kurdistán es la mayor nación sin estado en el mundo. Es una región federal autónoma del resto de Irak, tiene su propias leyes y fronteras, su propio Parlamento y su propio ejército. Su ejército, los Peshmerga, lucharon contra el Estado Islámico y son los que defendieron y siguen defendiendo las fronteras kurdas. Por lo que es normal encontrarse varios controles en las carreteras y soldados armados en las calles. Cámaras de seguridad en las ciudades y carreteras, policías vestidos de paisanos y los Peshmerga ayudan a mantener la seguridad en esta región. 

 Los kurdos forman parte de un antiguo pueblo con una fuerte identidad social y, sin duda, es una de las poblaciones más hospitalarias que he conocido en mis viajes. De primeras, puede parecer que tengan un carácter tosco, pero nada más lejos de la realidad, en un segundo te estarán invitando a té (¡con cinco cucharadas de azúcar!).

 Kurdistán es un destino ideal para las que buscan paisajes de montaña vírgenes, enclaves de interés arqueológico, ciudades vibrantes y bazares. Un lugar 100% auténtico, al que, con suerte, no ha llegado todavía el turismo en masas. Y... ¡la comida está para morirse! 


 Mi viaje fue corto pero intenso, durante cuatro días recorrí algunos de los enclaves y zonas más bonitas de la región. Las montañas de Rawanduz y la Hamilton Road; Lalish, la ciudad sagrada y lugar de peregrinación de los yazidíes. Como la Jerusalén para los cristianos o la Meca para los musulmanes. Un lugar místico por el que tienes que caminar descalzo; Khanis, una de las pocas ruinas parcialmente intactas del Imperio asirio, tienen alrededor de 2700 años y proporciona un nuevo entendimiento de la "cuna de la civilización"; Rabban Hormizd Monastery, un monasterio de la Iglesia católica caldea tallado en la montaña; el palacio de Sadam Hussein. Con más de 60 palacios en todo el país, dos de ellos se localizaban en Kurdistán; Amedi, la ciudad en el cielo, y supuesto hogar de los Tres Reyes Magos (o los Tres Hombres Sabios); Amna Suraka-Prison o Red Museum. Probablemente uno de los museos más desoladores del mundo, donde muestran el genocidio de Hussein contra el pueblo kurdo. La operación Al-Anfal, liderada por Hussein, se saldó con la destrucción de 4500 poblaciones y el asesinato de casi 200.000 kurdos. 

 Visitar Kurdistán es una experiencia como ninguna otra, sin duda una experiencia significativa e impagable que me ha ayudado a entender cómo funcionan las cosas en esta pequeña y hermosa parte del mundo y cómo es el pueblo kurdo. Os animo a saliros de las rutas establecidas y experimentar lugares por vosotras mismas, creando vuestras propias opiniones e ideas. 


  ¡Sigue los viajes de Paula en @howimettravel!